miércoles, 13 de octubre de 2010

MI REMANSO

Al final de la jornada
estás a mi encuentro
remanso de paz
remanso de amor
me lleno de júbilo
tomas mi carga
la transformas
mi tristeza
se vuelve baile
mi cansancio
en un suave
encuentro
de afecto
y amor.

Share/Bookmark

4 comentarios:

  1. Magnífico remanso.
    Insuperable.
    Y el poema: precioso.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. El cobijo de los sentimiento de quien nos bien nos quiere!

    ResponderEliminar
  3. Tiene razón José Alfonso, ese lugar de paz, donde se detiene y suspende el estres diario, es la mejor protección para cualquiera de nosotros...

    bonitos versos.

    saludos.

    ResponderEliminar

Qué piensas? Qué sientes?